¡te aceptamos como uno de nosotros!

poster-freaks_02

Escrito por Juan Camilo Moreno

El circo es el espectáculo donde todos se regocijan de lo fenomenal, de lo sobrehumano, de lo increíble, de lo deforme y alegre, de la juerga y la capacidad humana ante un trampolín, un león, un caballo. El circo de Freaks nos hace conscientes de que ese espectáculo lo llevamos a cabo nosotros mismos y de que estamos tanto en la arena presentando el espectáculo como en las bancas, observándolo y disfrutándolo. Nos hace conscientes del placer de mirar a los otros, de sentirse diferente, de disfrutar a costa del otro, y de que somos también observados y pertenecemos al fenómeno y al show. En el rostro de cada uno está la tragedia y la comedia.

Este circo lo tiene todo: comedia, romance, violencia, venganza, terror, esperanza, fracaso. Freaks es una película vanguardista y valiente hecha en 1932; lo es por su tema (la discriminación, la venganza) y por sus personajes. Tiene incluso un aire documental que retrata el modus vivendi de los freaks a partir de sus incapacidades físicas. El ojo del director Tod Browning y la interpretación de verdaderos actores freaks dan cuenta de un gran nivel de profesionalismo acompañado por una precisa capacidad visual.

La película es una reflexión y una crítica de la intolerancia que tenemos contra los que no son iguales a nosotros. Muestra que los freaks tienen los mismos sentimientos y aspiraciones humanas (solidaridad, amabilidad, amor…) que las personas “normales”, dentro de una moral y ética correcta, aspiran tener. En cambio los humanos “normales” dentro de la película se muestran egoístas, traidores y timadores. Unos completos arribistas que se llevaran a todos los freaks por delante si es necesario para cumplir con sus ambiciones.

Esto quizá nos haga cuestionarnos en qué momento nos convertimos en los raros, en los freaks, en los racistas escondidos bajo la figura y el ideal de seres completos física y mentalmente, a veces amparados –como en la peli-  con figuras elegantes, reconocidas y correctas como Cleopatra o Hércules.

Pero quizá no exista tanta diferencia entre los freaks y los seres “normales”. La excelente escena de la venganza por parte de los freaks en contra de Cleopatra y Hércules nos pone a todos en el mismo lugar, nos iguala y nos dice que finalmente todos somos personas, villanos, vengadores, resentidos, capaces de hacer el mal. Si los freaks defienden su regla de que meterse con uno es meterse con todos, seguramente cada uno dentro de su familia y amigos tomaría venganza o represalias en contra de alguna ofensa recibida. Dentro de todos está la curiosidad y el morbo hacia la desgracia. No sólo dentro de la figura de los freaks se encuentra lo monstruoso.

Freaks o “La parada de los monstruos” (que es el título que se le da en español) trascendió la historia y el tema mismo de la película para convertirse en una cinta censurada durante mucho tiempo en varios estados de los EEUU, en el Reino Unido e incluso en Australia. Lo que da cuenta de que el miedo a lo diferente y la intolerancia no sólo se da a nivel personal sino que se manifiestan cultural y socialmente sin ningún disimulo. El rechazo a lo que “atenta contra la buena moral y las buenas costumbres…” y toda esa mierda es compartida y simpatizada por una gran mayoría que se tapa los ojos frente al que no se les asemeja, sea un libro, un poema, un pensamiento o una película, como en este caso. Incluso la peli, originalmente, no termina de esa manera. El final feliz y extremadamente moralista del enano Hans arrepentido por el desenlace de los hechos ocurridos con Cleopatra y Hércules fue dictado por los estudios que desaprobaron el corte original de Tod Browning donde los freaks, sin más que natural y obvios deseos de venganza atacan a los dos opresores que son luego ridiculizados en un nuevo espectáculo donde Cleopatra es una especie de mujer ganso y Hércules, aparentemente desprovisto de su fuerza, canta una canción para animar al público que disfruta de la desgracia de Cleopatra. Este cambio de final da cuenta de nuevo de la intención de seguir distinguiéndonos como seres diferentes y distanciándonos de los otros, de los freaks y especialmente del enano Hans, quitándoles a ellos la voluntad y el deseo encarnizado y vengativo del que nadie, sea como sea, está exento.

tumblr_mb3fy08Gkn1qcowa0o1_500tumblr_mba6g0PzK31rg984eo1_500

tumblr_mdtcp89LIw1rlypcgo1_500octava función afiche

Anuncios